Publicidad

Publicidad

Psicología con Wendy: La esencia del SER

Licda. Wendy Batista
Psicóloga
wjbatistaf58@hotmail.com
Lunes 02 febrero, 2015

La infancia es un periodo de cambios increíbles en el que se desarrollan la capacidad y la coordinación motora en el niño, así como sus capacidades sensoriales y del lenguaje. En esta etapa el niño prende a expresar o a reprimir amor y afecto. También aprende a expresar sentimientos y emociones básicas y desarrolla cierta dependencia y sentido de sí mismo. En período el infante pueden manifiestan considerables diferencias de personalidad y temperamento.

Es muy importante que los bebés sepan distinguir cuales conductas y actitudes afectan a sus relacionados y así mismo. Entonces, ¿Qué puede hacer un padre o tutor para crear en un niño la mayor cantidad posible de “sanas actitudes” frente a las situaciones que se le presenten? Como primer señalamiento se debe cultivar en el niño el valor de la identidad.

Es decir, ayudar al niño a reconocer que su concepto de sí mismo, la imagen que tiene de sí, forma parte de una red de evaluaciones y autocríticas que influyen poderosamente sobre sus sentimientos y reacciones. El niño ante otras personas reaccionará con un tipo  de comportamiento idéntico o análogo al que haya aprendido en aquellas primeras situaciones de alimentación y cuidado.

Recuerda: “Los niños aprenden de los padres lo bueno y malo que ven de ellos. Padres, procuren que sus hijos vean lo mejor de ustedes”.

0 comentarios:

Publicar un comentario