Publicidad

Publicidad

Diputada dice padres llevan droga y armas a hijos en cárcel de Santo Domingo Oeste

Santo Domingo Oeste, 03 julio 2018.- La diputada peledeísta Ysabel de la Cruz, miembro de la Comisión Permanente de Niñez, Adolescencia y Familia reveló que al centro de Santo Domingo Oeste, donde se asiste a 114 menores en conflicto con la ley, algunos padres a sus hijos han suministrado drogas en bizcochos y armas para que se defiendan.

Sostuvo que las autoridades descubrieron que padres intentan mantenerles los vicios a sus hijos en el lugar, por lo que exhortó a realizar una campaña de orientación familiar.

Expresó que los menores de edad que se encuentran en la “Ciudad del Niño” tienen carencias.

Indicó que los diputados integrantes de la comisión visitan las estancias infantiles que funcionan en el país, y los lugares donde se acogen a aquellos que delinquen.

“El mes pasado estuvimos por Santo Domingo Oeste, donde hay un lugar con 114 niños detenidos; son condiciones”, dijo, por lo que hacen contacto con la Procuraduría General para mejorar la situación del centro. Afirma que los 114 menores están a tiempo de salvárseles. Aconseja crear condiciones para que los menores de edad salgan a las calles preparados, con una carrera, e insertarse a la vida laboral.

Propone que los ministerios de Educación, Deportes y la Procuraduría hagan un trabajo interinstitucional con los menores. Manifestó que los diputados de la comisión trabajan en un proyecto para la creación de la figura de la “Paternidad Responsable”, ya que no basta con que el papá cumpla la parte del sustento alimentario del menor de edad, sino que debe aportar al hijo afecto, cariño, presencia y orientación, que es lo que forma al joven. Precisó que la parte afectiva, que tanto necesita el ser humano, se está agotando.

La legisladora y presidenta de la Fundación Corazones Generosos lamentó la alarmante violencia que se registra a todos los niveles, por lo que llamó a todas las autoridades a realizar un trabajo que incluya a la familia, la cual -afirma- está desintegrada. “Los padres no están jugando el rol que deberían, ni los hijos y los mensajes en valores que estamos enviado, sobre todo a los jóvenes, no son los mejores”.

Fuente: Hoy

0 comentarios:

Publicar un comentario