Publicidad

Publicidad

Psicología con Wendy: Las 6 consecuencias nefastas de la adicción a la tecnología

Psicóloga Wendy Batista
wjbatistaf58@hotmail.com
Sábado 19 de mayo, 2018

Es cierto que la innovación tecnológica es excelente porque en gran medida mejoran la vida de las personas, pero ¿por qué somos adictos a las tecnologías?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta vinculadas a las nuevas tecnologías.

El problema surge a partir del uso continuo que puede hacerse del Internet. Un empleo negativo no solo de jóvenes también de adultos. Los más jóvenes, por ejemplo, son los más vulnerables porque para los adolescentes de hoy en día, el mundo virtual tiene tanta realidad como las relaciones interpersonale o presenciales.

Causas de esta adicción

Para los adolescentes las tecnologías son una posibilidad de perderse en un mundo de fantasía para huir de la rutina diaria. Los adolescentes, en su mayoría, no se muestran tal y como son, si no, que muestran una imagen artificial de si mismos (lo que muestra una baja autoestima). En ciertos momentos, los adolescentes pueden buscar la seguridad que les falta en su interior en las tecnologías.

El entorno familiar también influye en los hábitos que adquiere un niño. Existen padres que olvidan que la televisión no es una niñera inofensiva que cuida a los niños, si no, un entretenimiento que tiene que ser puntual y controlado por adultos.

Asimismo, la falta de amigos y la soledad pueden llevar al joven a refugiarse en las tecnologías.

Seis consecuencias nefastas de la adicción a la tecnología

  1. Síndrome de Fomo: Es la obsesión de estar todo momento conectado, miedo social a estar solo o a ser excluido. Facebook y Whatsapp se han convertido en las aplicaciones que generan este síndrome.
  2. Aislamiento Social: Aislamiento de forma voluntaria. No solo se reducen sus salidas con amigos y familiares, si no que además, cuando están con estos, no paran de usar el móvil para usar las redes sociales o el chat.
  3. Síndrome de la vibración fantasma: Consiste en tener la sensación de que el móvil está sonando, ha recibido un mensaje o se encuentra vibrando, cuando en realidad no es así.
  4. Darle mayor prioridad a las comunicaciones que se establecen a través del ordenador o móvil, que a las reales; cara a cara.
  5. Necesidad imperiosa de comprar todos los dispositivos tecnológicos que se pongan a a venta. Hacer uso a la vez de la tablet, el smartphone o el ordenador, por ejemplo.
  6. Sleep-texting: Consiste en que básicamente la persona estando en una fase del sueño determinada teniendo el móvil al lado, establece conversaciones con otra sin estar consciente. Solo descubre que lo ha hecho cuando al día siguiente mira su celular.

"La tecnología es mejor cuando reúne a la gente." - Matt  Mullenweg

0 comentarios:

Publicar un comentario