Publicidad

Publicidad

Aguas negras y delincuencia: males que afectan a la Zona Industrial de Herrera

Santo Domingo Oeste, 02 enero 2018.- En la calle 4 de la Zona Industrial de Herrera, en este municipio, desde hace varios años sus residentes claman por dos cosas: el saneamiento de las aguas residuales que penetran hasta sus viviendas, y el aumento del patrullaje policial para evitar los constantes atracos.

Los delincuentes tienen en zozobra la comunidad, donde no importa la hora, nadie está exento de ser víctima de un atraco, o peor, la muerte.

Un colmado de la zona fue donde ocurrió el último asalto, a eso de las 7:00 de la noche, según los vecinos, quienes se limitaron a decir que el individuo a quien otro esperaba a bordo de una motocicleta , le quitó RD$7,000, un teléfono celular y botellas de bebidas alcohólicas a la propietaria.

“Nos tienen atemorizados, aquí había una niña y le puso el arma sin  importarle”, expresó un residente, que por temor no reveló su nombre.

La calle 4 no tiene salida, y a pesar de ello, sus residentes afirman que los delincuentes no tienen miedo de ser perseguidos por la Policía, lo que hace que el temor aumente.

Segúnel presidente de la junta de vecinos Espíritu Santo, Manauris Rondón, tras una reunión con la comandancia policial del municipio, les prometieron la colocación de tres bombillas para iluminar la calle así como un patrullaje constante.

Dijo que la falta de iluminación es lo que agrava el estado de inseguridad en la que viven, porque los delincuentes aprovechan la oscuridad para cometer los asaltos.

Aguas residuales

El alcantarillado está obstruido y las aguas residuales inundan las viviendas, causando brotes de enfermedades y que algunos residentes decidan abandonar sus casas.

Cuando llueve se hace insoportable, según Ana María Montero, una de las más afectadas, porque su vivienda es una de las que está próxima al alcantarillado.

Explicó que los residentes han llevado varias comunicaciones al Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste (SDO) sin éxito, por lo que llamó al alcalde Francisco Peña acudir en auxilio de esa comunidad.

“Las aguas negras y el mal olor ya no los soportamos, los niños se enferman y algunos han tenido que abandonar sus casas porque el agua les llega a más arriba de las rodillas y los enseres del hogar se dañan”, se quejó

El problema lleva varios años sin que las autoridades acudan a dar una solución definitiva. En 2015, los residentes denunciaron que el deterioro del desagüe que bordea desde la avenida Isabel Aguiar hasta la calle 4, estaba provocando afecciones respiratorias, dengue y fiebre, sobre todo en niños y adultos mayores.

En ese momento hicieron un llamado al Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste, a la Corporación de Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD) y al Ministerio de Salud Pública, para que intervinieran el lugar.

Por Katheryn Luna

0 comentarios:

Publicar un comentario